INFORMACIÓN

Dirección: 
Urb. Señorial A-3, Cayma

Teléfonos:
054-255559 / 054-220776 / 054-215176

E-mail:
info@justiciarapida.org

Centro de Arbitraje J.E.S. - Reglamento

REGLAMENTO DEL CENTRO DE ARBITRAJE J.E.S.

TITULO PRIMERO

DISPOSICIONES GENERALES

AMBITO DE APLICACIÓN
Art. 1.- El Centro de Arbitraje J.E.S., en adelante EL CENTRO, es una institución sin fines de lucro, con personería jurídica, inscrita en la Partida Nº 11206797 del Registro de Personas Jurídicas de Arequipa.
Art. 2.- EL CENTRO tiene por objetivo organizar y administrar todo tipo de los arbitrajes que se le soliciten, dentro del territorio nacional, nombrando árbitro único o conformando el Tribunal Arbitral, de acuerdo a la nómina de árbitros que tiene registrados.
Art. 3.- Para ser árbitro del CENTRO, debe ser aprobado por el Consejo Ejecutivo, ser Abogado con más de 10 años de ejercicio, y acreditar una sólida formación académica y profesional y de reconocida honestidad y prestigio en el medio.
a.- El Consejo Ejecutivo, está integrado necesariamente por tres socios fundadores. Sus funciones están relacionadas al nombramiento de Árbitro Único o la conformación del Tribunal Arbitral, y a la supervisión y control de los procedimientos arbitrales administrados por EL CENTRO.
b.- El Secretario Arbitral será nombrado para cada causa por el Consejo Ejecutivo. Sus funciones están referidas al ordenamiento y conservación de los expedientes y sus diligencias como lo prevé el Reglamento.
Art. 4.- El presente Reglamento se aplicará a los arbitrajes organizados y administrados por EL CENTRO, sea el arbitraje de carácter nacional o internacional, salvo arbitrajes que se regulen por disposiciones legales especiales, en cuyo caso, éste Reglamento se aplicará supletoriamente.
En todo lo no previsto en el presente Reglamento, se aplicará supletoriamente las disposiciones de la Ley General de Arbitraje, en adelante D.L. 1071. Sin embargo el Tribunal Arbitral o Árbitro Único tiene la facultad de aprobar los acuerdos de las partes que modifiquen libremente las disposiciones del presente Reglamento.

TITULO SEGUNDO

DEL ARBITRAJE INSTITUCIONAL

CAPÌTULO I.- DEL INICIO
Art. 5.- Cualquier persona natural o jurídica, que desee someter a arbitraje cualquier controversia, o ciertas controversias que hayan surgido o puedan surgir, respecto de determinada relación jurídica contractual o de otra naturaleza, en aplicación de la cláusula arbitral o del convenio arbitral, podrá solicitar al CENTRO, el inicio del procedimiento, a través de una solicitud, adjuntando los documentos que contengan el convenio o la cláusula arbitral.
Art. 6.- EL CENTRO notificará el inicio del procedimiento arbitral a la parte invitada. En caso que ambas partes no acuerden la conformación del Tribunal Arbitral el Órgano Máximo del Centro designará al Árbitro Único que tendrá a su cargo la resolución de la controversia, de acuerdo a la nómina de Árbitros del CENTRO.
Art. 7.- Los árbitros designados tendrán 05 (cinco) días hábiles, para aceptar su nombramiento.
CAPITULO II.- DE LA INSTALACIÓN
Art. 8.- Conformado el Tribunal Arbitral, citará a las partes a una audiencia de instalación, indicándose en la citación: el lugar, día y hora en primera convocatoria, y de no llevarse a cabo la misma, se señalará el día y hora en segunda convocatoria.
Art. 9.- Si ambas partes no concurren en segunda convocatoria, se archivará todo lo actuado, concluyendo el procedimiento.
Art. 10.- En la audiencia de instalación, el Tribunal Arbitral declarará que ha sido debidamente designado por EL CENTRO de conformidad con el convenio arbitral celebrado entre las partes, que no tiene ninguna incompatibilidad con las mismas y que se desenvolverá con imparcialidad, independencia y probidad.
Art. 11.- Las partes asistentes manifestarán su conformidad con el procedimiento de designación del Tribunal Arbitral y expresarán que no conocen causal de recusación de alguno de sus miembros.

CAPITLO III.- DE LA SECRETARÍA
Art. 12.- El Consejo Ejecutivo encargará la secretaría del proceso a un Secretario, preferentemente letrado, quien tendrá a su cargo la recepción de documentos, organización, custodia y conservación del expediente, y el diligenciamiento de notificaciones y actuaciones arbitrales.

CAPITULO IV.- TIPO DE ARBITRAJE
Art. 13.- En virtud del convenio arbitral celebrado por las partes y en aplicación del D.L. 1071, el Tribunal determinará si el arbitraje es nacional o internacional, y si es de derecho o de conciencia.-

CAPITULO V.- NORMAS LEGALES Y REGLAMENTARIAS APLICABLES
Art. 14.- Las partes pueden determinar libremente las reglas a que se sujetará el Tribunal arbitral en sus actuaciones. A falta de acuerdo el Tribunal aplicará las reglas establecidas en el presente Reglamento, y supletoriamente a lo dispuesto por la D.L. 1071, (Decreto Legislativo Nº 1071.
Art. 15.- El Tribunal está obligado a tratar a las partes con igualdad y darle a cada una de ellas la oportunidad de hacer valer sus derechos.

CAPITULO VI.- SEDE DEL ARBITRAJE E IDIOMA
Art. 16.- Se establece como lugar del arbitraje la ciudad de Arequipa y como sede el local que designe para cada caso el Tribunal Arbitral.
Art. 17.- La sede señalada por el Tribunal es el lugar obligado donde las partes deberán presentar los escritos y demás documentos que correspondan en días hábiles .
Art. 18.- El idioma aplicable en el proceso arbitral es el español.

CAPITULO VII.- LAS NOTIFICACIONES Y CÓMPUTO DE PLAZOS.
Art. 19.- Toda notificación se considera recibida el día en que haya sido entregada personalmente al destinatario o que haya sido entregada en el domicilio señalado en el contrato o en su residencia habitual.
Art.20.- También será válida la notificación realizada por fax u otro medio de telecomunición electrónica, siempre que hayaN sido designados por la parte interesada.
Art. 21.- El domicilio no se entenderá modificado, mientras no haya comunicación expresa por escrito presentada ante el Tribunal Arbitral y notificada a la contraparte.
Art. 22.- Los plazos, serán computados desde el día siguiente al de recepción de la notificación o comunicación.
Art. 23. Si el último día del plazo fuera inhábil se extenderá hasta el primer día laborable siguiente.
Art. 24.- Los plazos establecidos por días se computarán por días hábiles. Excepcionalmente, el Tribunal Arbitral podrá habilitar, previa notificación a las partes, días inhábiles para llevar a cabo determinadas actuaciones.

CAPITULO VIII.- CONFIDENCIALIDAD Y PUBLICIDAD
Art. 25.- El proceso arbitral es confidencial. El tribunal Arbitral y la Secretaria Arbitral están obligados a guardar absoluta reserva sobre todos los asuntos e información relacionados con el proceso arbitral y bajo ninguna circunstancia, podrán utilizar la información recabada durante el proceso arbitral para obtener alguna ventaja personal o de terceros, este deber de confidencialidad también alcanza a las partes y asesores legales y no cesa en el supuesto de que éstos dejen de estar vinculados a las partes.

TITULO TERCERO

REGLAS DEL PROCESO ARBITRAL

CAPITULO IX.- DEMANDA Y CONTESTACION
Art. 26.- El Tribunal Arbitral, declarará abierto el proceso arbitral y otorgará al demandante un plazo de diez (10) días contados desde el día siguiente a la celebración de la audiencia de instalación, para la presentación de su demanda, debiendo ofrecer los medios probatorios que respalden las pretensiones planteadas.
Art. 27.- Una vez admitida a trámite la demanda, el Tribunal Arbitral correrá traslado de la misma a la parte demandada, por el plazo de diez (10) días a fin de que conteste y, de considerarlo conveniente, formule reconvención. Tanto en la contestación de demanda como en la reconvención deberán ofrecerse los medios probatorios que respalden las pretensiones planteadas.
Art. 28.- En caso se interponga reconvención, el Tribunal Arbitral correrá traslado de la misma a la otra parte por el plazo de diez (10) días, a fin de que la conteste con ofrecimiento de los medios probatorios que la respalden.
Art. 29.- Tanto la demanda como la contestación, sus acompañados, anexos y cualquier otro escrito deberán ser presentados en original y tantas copias como partes del proceso existan y se adjuntará en formato digital (CD) de ser posible.
Art. 30.- Vencidos los plazos para demandar, contestar, reconvenir y contestar la reconvención, no se podrá formular nuevas pretensiones.
Art. 31.- Definidas las posiciones de las partes y vencidos los plazos antes señalados, el Tribunal Arbitral notificará a las partes para la Determinación de Puntos Controvertidos dentro de los (15) días siguientes y otorgará a las partes un plazo de (03) días para que formulen su propuesta de puntos controvertidos, si lo estima conveniente.

CAPITULO X.- AUDIENCIAS
Art. 32.- El Tribunal Arbitral decidirá en cada caso si han de celebrarse audiencias o si las actuaciones serán solamente por escrito.
Art. 33.- Las partes serán citadas a todas las audiencias, por la Secretaría Arbitral, quién las notificará cuando menos con tres (3) días de anticipación, con el señalamiento de la fecha, hora y lugar de las mismas.
Art. 34.- El desarrollo de las Audiencias podrá ser documentado en cintas de video y/o en cintas magnetofónicas, en sustitución de documentos escritos. En tales supuestos la grabación correspondiente se entenderá como parte integrante del Acta, teniendo derecho cada una de las partes a solicitar una copia de dicha grabación.
Art.35.- El Tribunal Arbitral se encuentra facultado para citar a las partes a cuantas audiencias sean necesarias antes de la expedición del Laudo, siempre que considere que ellas puedan contribuir al esclarecimiento de la controversia sometida a arbitraje.

CAPITULO XI.- PRUEBAS
Art. 36.- El Tribunal Arbitral tiene la facultad para determinar de manera exclusiva la admisión, pertinencia, actuación y valor de las pruebas y para ordenar en cualquier momento las presentación o actuación de las pruebas que estime necesarias.
Art. 37.- El Tribunal está facultado para prescindir de las pruebas ofrecidas y no actuadas, según las circunstancias del caso.
Art. 38.- Las partes podrán formular impugnaciones a los medios probatorios ofrecidos, dentro de los (05) días siguientes a la notificación de la demanda, contestación, reconvención o contestación de la reconvención según corresponda, las que serán puestas en conocimiento de la otra parte para que en un plazo de (05) días pueda manifestar lo conveniente a su derecho.
Art. 39.- Concluida la etapa de actuación de medios probatorios, el Tribunal Arbitral concederá a las partes un plazo de cinco (05) días para que presenten sus alegatos por escrito y las citará a una audiencia de informes Orales, si alguna o ambas partes lo solicitan, la que se realizará con o sin la presencia de una o de ambas partes.
Art. 40.- El costo que irrogue la actuación de medios probatorios será asumido por la parte que solicitó su actuación bajo apercibimiento de tenerla por desistida, si no lo asume y sin perjuicio de lo que el Tribunal Arbitral resuelva en materia de costos en el laudo.
En el caso de medios probatorios de oficio los costos serán asumidos por ambas partes, en proporciones iguales, sin perjuicio de lo que el Tribunal Arbitral resuelva en materia de costos en el laudo.

CAPITULO XII.- LAUDO
Art. 41.- Presentado los alegatos y realizado los informes orales, según el caso, el Tribunal Arbitral procederá a señalar el plazo para laudar el mismo que podrá ser prorrogado a su discreción, por (15) días adicionales.
Art. 42.- El Tribunal Arbitral una vez abierto el proceso arbitral y en cualquier etapa de su desarrollo, es competente para promover la conciliación entre las partes. Si antes de la expedición del laudo las partes concilian sus pretensiones, el Tribunal Arbitral dictará resolución de conclusión del proceso arbitral, adquiriendo lo acordado la autoridad de cosa juzgada.
Art. 43.- Si lo solicitan ambas partes y el Tribunal arbitral lo acepta, la conciliación constará en forma de laudo arbitral en los términos convenidos por las partes, en cuyo caso se ejecutará como tal, de conformidad con el artículo 50 del D.L. 1071.
Si la conciliación es parcial el Tribunal Arbitral dejará constancia de dicho acuerdo en resolución específica, continuando el proceso arbitral respecto de los demás puntos controvertidos. El laudo arbitral incorporará necesariamente el acuerdo conciliatorio parcial.
Art. 44.- En caso de conciliación total, el Tribunal Arbitral determinará el importe de sus honorarios, tomando en consideración el trabajo efectuado hasta esa fecha y devolverá a las partes, de existir cualquier excedente.
Art. 45.- El Tribunal resolverá la controversia dentro de los plazos establecidos.
Art. 46.- El laudo deberá ser votado por escrito, debidamente motivado, debiendo constar la fecha en que ha sido dictado y el lugar del arbitraje. Decidirá el fondo de la controversia de acuerdo a derecho, salvo que las partes hayan autorizado a que se decida por equidad o en conciencia. Incluirá el laudo la asunción o distribución de los costos del arbitraje y será aprobado por mayoría. Si no hubiera mayoría, la decisión será tomada por el presidente. Deberá ser firmado por los árbitros.
Art. 47.-El laudo arbitral es definitivo e inapelable y se sujetará a lo dispuesto en el artículo 59 del D.L. 1071.
Art. 48.- Las resoluciones que no sean de mero trámite deberán ser motivadas.
Art. 49.- Contra las resoluciones distintas al laudo procede sólo la interposición del recurso de reconsideración ante el Tribunal Arbitral, dentro de los tres (03) días siguientes de notificada la resolución. En estos casos el Tribunal Arbitral podrá, a su entera discreción, resolverlo de plano o ponerlo en conocimiento de la otra parte, para que en un plazo de (03) días pueda manifestar lo conveniente a su derecho.
Art. 50.- Dentro del plazo de cinco (05) días de notificado el laudo, las partes podrán pedir al Tribunal Arbitral la rectificación, interpretación, integración y exclusión del laudo de acuerdo a los términos establecidos en el artículo 58 del D.L. 1071.
Art. 51.- La rectificación, interpretación, integración y exclusión en el laudo arbitral señalados en el párrafo precedente, forman parte del laudo arbitral y no devengan en honorarios adicionales para el Colegiado o Árbitro Único.

CAPITULO XIII.- MEDIDAS CAUTELARES
Art. 52.- El Tribunal Arbitral podrá adoptar, a solicitud de parte, medidas cautelares, debiendo las partes observar lo dispuesto en el artículo 47 del D.L. 1071, pudiendo los árbitros variar o sustituir la medida cautelar ordenada por la autoridad judicial.
Art. 53.- El Tribunal Arbitral antes de resolver deberá poner la solicitud en conocimiento de la otra parte, para que en el plazo de cinco (05) días pueda manifestar lo conveniente a su derecho. Sin embargo, podrá adoptar una medida cautelar sin notificar a las parte afectada con ella, cuando la parte solicitante demuestre la necesidad de proceder de esa forma para garantizar que la medida no se frustre. No obstante, en estos casos, podrá modificar o dejar sin efecto la medida cautelar dictada, una vez que la parte afectada haya sido notificada y dentro de los cinco (05) días siguientes haya manifestado lo conveniente a su derecho.

TITULO CUARTO

HONORARIOS DE LOS ÁRBITROS Y GASTOS ADMINSITRATIVOS
Art. 54.- El Tribunal Arbitral, tomando en cuenta la cuantía establecida por las partes fijará un anticipo de sus honorarios que cada parte deberá de pagar en un cincuenta por ciento (50%) al momento de presentar la demanda y la contestación a la demanda, según corresponda.
Asimismo , tomando en cuenta la cuantía establecida por las partes fijará una suma como anticipo de los gastos administrativos que comprenderá los honorarios del secretario y los gastos administrativos de EL CENTRO, que cada parte deberá pagar en un cincuenta porciento (50%), al momento de presentar la demanda y la contestación de la demanda según corresponda.
Art. 55.- Los pagos deberán hacerse adjuntando un solo cheque de gerencia a nombre de EL CENTRO.
Art. 56.- Si una o ambas partes no efectúan el pago de honorarios y gastos administrativos que les corresponde dentro de los plazos establecidos, el Tribunal Arbitral volverá a notificarlas para que en un plazo de cinco (05) días cumplan con efectuar los pagos correspondientes.
Si vencido este plazo, no se verifica el pago íntegro de los montos indicados en el numeral precedente, el Tribunal Arbitral queda facultado para suspender el proceso arbitral.
La suspensión del proceso por falta de pago supone la suspensión de todos los plazos procesales y solo podría ser levantada con la verificación de los pagos correspondientes por cualquiera de las partes, con cargo a los costos que se fijaran en el laudo arbitral más sus respectivos intereses.
En caso de que una de las partes asumiera el pago de los anticipos de honorarios y gastos administrativos ante la renuencia o demora de la otra, la que ha pagado tendrá derecho a repetir exigiendo en vía de ejecución del laudo el reembolso con los intereses legales respectivos sin perjuicio que el Tribunal Arbitral pueda establecer que el pago del íntegro de las costas y costos corresponda a la parte vencida en el arbitraje.
Si transcurren veinte (20) días de suspensión del proceso por falta de pago, el Tribunal Arbitral podrá a su entera discreción, disponer el archivo definitivo del proceso arbitral. En este caso el Tribunal Arbitral determinará el monto que corresponda de sus honorarios, teniendo presente el desarrollo del proceso arbitral a la fecha de la resolución de archivo y devolverá a las partes, de existir cualquier excedente.
Art. 57.- El Tribunal Arbitral podrá determinar, de ser necesario nuevos anticipos de sus honorarios y de los gastos administrativos, luego de presentada la demanda, su contestación y en su caso, la reconvención y su contestación y/o luego de vencida la etapa probatoria: teniendo en cuenta la estimación pecuniaria de las pretensiones efectuadas por las partes, la complejidad de la materia controvertida, el desarrollo de las actuaciones arbitrales y el tiempo dedicado por los árbitros, los mismo que deberán ser pagados en montos iguales por las partes en el plazo de diez (10) días de notificadas, salvo que el Tribunal Arbitral disponga una liquidación separada en atención al monto de las pretensiones de cada una de las partes.
En caso una o ambas partes no cumplan con realizar los pagos a que se refiere el párrafo precedente en los plazos establecidos, será de aplicación la suspensión del proceso, salvo cuando se trate de liquidaciones separadas, en cuyo caso el proceso continuará respecto de las pretensiones que hayan sido debidamente cubiertas con los anticipos de honorarios correspondientes, quedando fuera del ámbito de este arbitraje las pretensiones planteadas por la parte que no cumple con cubrir el anticipo de dichos honorarios.
Art. 58.- Los honorarios del árbitro y los gastos administrativos del Secretario Arbitral se fijarán al momento de laudar mediante la suma de los anticipos determinados durante el desarrollo de las actuaciones arbitrales, teniendo en cuenta la estimación pecuniaria de las pretensiones efectuada por las partes, la complejidad de la materia controvertida, el desarrollo de las actuaciones arbitrales y el tiempo dedicado por los árbitros.